Diaconisas

Las diaconisas se encontraban incluidas en el cuadro de oficiales de las iglesias cristianas primitivas: “Os recomiendo además nuestra hermana Febe, la cual es diaconisa de la iglesia en Cencrea; que la recibáis en el Señor, como es digno de los santos, y que la ayudéis en cualquier cosa en que necesite de vosotros; porque ella ha ayudado a muchos, y a mí mismo” (Rom. 16:1, 2).

La presencia de las mujeres actuando en la iglesia en el servicio para con las personas necesitadas es una realidad en la Iglesia Primitiva. Ejemplos de este hecho son: Evodia y Síntique, mencionadas en Filipenses 4:2 y 3.